Retroalimentación, resultados y respuestas correctas

En esta sección se describen algunos de los conceptos educativos clave que han guiado el diseño de la herramienta de Ejercicios de Chamilo. Para los profesores que sean nuevos en la enseñanza y aprendizaje en línea, es importante que tengan en consideración algunos de los términos que utiliza Chamilo en relación a estos conceptos antes de comenzar a crear sus propios ejercicios.

Retroalimentación automática

Una de las principales ventajas del aprendizaje en línea es que puede ofrecer al alumno una gran flexibilidad en términos de dónde y cuándo quiere estudiar. Si así lo desea, un estudiante puede realizar un ejercicio totalmente automatizado dónde quiera y a cualquier hora, y recibir sus calificación inmediatamente. Sin embargo, esta libertad implica que no hay un profesor a mano que pueda explicar al estudiante por que ha tenido una respuesta incorrecta, tal y como ocurriría en un aula de clase. Por lo tanto, en los ejercicios en línea automatizados, el profesor necesita poner especial atención en la creación de la retroalimentación automática que desea que reciban sus estudiantes.

El que un alumno reciba una retroalimentación automática, implica que además de recibir su calificación de manera inmediata, el estudiante también puede recibir una breve (predefinida) retroalimentación relacionada con la respuesta que ha dado a cada pregunta, ya sea que ésta haya sido correcta o incorrecta. Normalmente si un estudiante contesta una pregunta correctamente, como profesor debería felicitarle, como por ejemplo “Bien hecho, puedo ver que has comprendido bien este concepto”. Por el contrario, si la respuesta ha sido incorrecta, es posible dar una retroalimentación inmediata al estudiante para motivarle a que vea más allá de una desmoralizadora marca roja en su ejercicio, y ayudarle a que un fallo sea una experiencia positiva para su aprendizaje. Este es el mejor momento para que el o ella aprendan dónde se han equivocado y cómo evitar cometer el mismo error. Por ejemplo, puedes utilizar consejos y comentarios como: “Lo siento tu respuesta es incorrecta ¿has leído el capítulo de Estándares Abiertos con suficiente atención? Una revisión rápida del Capítulo 3 puede ayudarte ¿recuerdas como se diseñó el ejemplo de OASIS?” Este tipo de retroalimentación puede, por ejemplo, incluir un enlace al contenido del Capítulo 3 para que el alumno pueda leerlo.

Cierto tipo de retroalimentación puede llegar a “humanizar” los ejercicios y suele ser algo muy apreciado por los estudiantes. Ello implica un poco más de trabajo extra para el profesor al momento de crear el ejercicio, pero provee de un mecanismo muy importante para motivar y corregir al alumno cada vez que realiza un ejercicio.

Resultados de los ejercicios

Asignar una calificación puede ser una forma muy “tosca” o incluso ruda de evaluar las habilidades de un estudiante. Sin embargo, las calificaciones son algo que importa mucho a los estudiantes aún y cuándo son algo limitado en términos de cómo evaluar la formación. En Chamilo tienes una gran flexibilidad para configurar las calificaciones, las notas de corte (o calificaciones mínimas), etc. Es posible asignar todo el peso de las calificaciones a los ejercicios, así como asignar valores negativos a respuestas de manera individual. Debes utilizar todas estas opciones con cuidado y evitar despistes (una mala calificación para una respuesta correcta es muy frustrante para un estudiante). Si ofreces resultados automáticos a tus alumnos, puede resultar difícil modificarlos. Modificar un resultado puede ser necesario en circunstancias específicas (e.g. Cuando el ejercicio es complejo), y ello requerirá de una revisión manual por parte del profesor.

Mostrando respuestas correctas

La opción de mostrar respuestas correctas es una manera simple y directa de proveer de retroalimentación mostrando al estudiante cuál debió haber sido su respuesta. En ocasiones es deseable mostrar las respuestas correctas de esta forma, pero dado que el estudiante puede querer repetir el ejercicio sin que se le haya dado la respuesta, o que quizás quieras reutilizar un ejercicio para futuras ocasiones, es recomendable no mostrar las respuestas correctas de un ejercicio, en su lugar, es recomendable darle una retroalimentación al alumno que le diga cómo (en lugar de qué) debió haber respondido y ayudarle a encontrar el camino correcto para la siguiente vez que realice el ejercicio.

results matching ""

    No results matching ""