¿Por que Chamilo?

Si debe existir una razón por la cual Chamilo existe, es su sencillez de uso. Chamilo es la herramienta ideal para apoyar el docente neófito en tecnologías en su transición de cursos presenciales a cursos virtuales o semi-virtuales.

Y es que, en el equipo de Chamilo, hacemos las cosas distintas. Nos esforzamos, a cada paso, a cada nueva versión, en simplificar la interfaz para que cualquier docente que sepa usar un cliente de correo web (a través de su navegador) también sepa usarlo, sin necesidad de largas capacitaciones o de lecturas de manuales como este (que solo sirve para un uso avanzado del sistema, o para verificar conceptos básicos y descubrir nuevas funcionalidades).

La sencillez no solo es aprender más rápido, es acelerar todas las etapas de la generación de contenido y de seguimiento de los alumnos, a tal punto que no mine la motivación de los docentes, para que ellos puedan trasladar su pasión más allá de las barreras técnicas o tecnológicas, y que el impacto sobre la educación no sea reducido por tontas trabas en su aprendizaje de una nueva metodología.

Un profesor que utilice Chamilo se beneficiará, además, de una serie de herramientas que le permiten crear un entorno de aprendizaje eficiente. Al crear o editar un curso, podrá:

  • importar o crear documentos (audio, vídeo, imágenes) y publicarlos,

  • construir ejercicios y exámenes con calificación automática y retroalimentación si se requiere,

  • crear o importar contenidos (SCORM y AICC) ,

  • configurar la entrega de trabajos virtuales,

  • describir los componentes del curso a través de la sección descripción,

  • comunicarse a través del foro o chat,

  • publicar anuncios,

  • agregar enlaces,

  • crear grupos de trabajo o grupos de laboratorio,

  • establecer un aula virtual (a través de la extensión videoconferencia),

  • gestionar las calificaciones, certificaciones y competencias en la herramienta de evaluación,

  • crear encuestas,

  • añadir una wiki para crear documentos de manera colaborativa,

  • utilizar un glosario,

  • utilizar una agenda,

  • gestionar un proyecto (a través de la herramienta blog),

  • hacer el seguimiento de los estudiantes en los cursos,

  • registrar asistencias,

  • elaborar un diario de clase (progreso del curso).

La plataforma Chamilo es extremadamente flexible. Todas sus herramientas pueden ser personalizadas de acuerdo con las necesidades de cada curso. Proporciona una interfaz de usuario amigable e intuitiva que no requiere de especiales habilidades o conocimientos previos.

results matching ""

    No results matching ""