Paradigmas de la formación

Algunos sistemas de gestión de la formación caen en el error de intentar apoyar una metodología de aprendizaje específica (por ejemplo el constructivismo social), quizá para ganar alguna efímera credibilidad pedagógica. Mientras que enfocarse en un único paradigma pueda ser apropiado, incluso deseable, por parte de profesores u organizaciones, Chamilo resiste la tentación de limitar el diseño de la plataforma a un enfoque específico.

Según nuestra experiencia, el papel de un Sistema de Gestión del Aprendizaje (LMS) es proporcionar una herramienta que pueda adaptarse a las necesidades y los deseos del usuario. Aportar “el instrumento correcto para el trabajo” puede estar bien para herramientas con un único propósito (un martillo, un tenedor o un lápiz). Para un sistema complejo como un LMS, sin embargo, es una combinación de la amplia gama de funcionalidades flexibles y adaptables de la plataforma y el uso creativo de las mismas por parte del profesor lo que resultará, en su momento, en cursos que reflejen una metodología específica de aprendizaje, ya sea constructivismo social, instruccionalismo, conductismo, constructivismo radical, interaccionismo simbólico, u otros.

Chamilo reconoce el papel del profesor en elegir su propio enfoque de enseñanza, y se esfuerza en asegurar que todos estos paradigmas educativos puedan ser efectivamente implementados utilizando varias combinaciones de las flexibles herramientas proporcionadas por la plataforma.

Chamilo LMS te permite desarrollar un curso utilizando cualquier paradigma/enfoque/método con el que tu, como profesor (o tu institución/empresa), te sientas cómodo y de esta forma te asegura que tengas las herramientas apropiadas para trabajar.

results matching ""

    No results matching ""